in ,

Vitamina D: ¡potencia tu actividad muscular!

¿Sabías que la vitamina D es imprescindible para el trabajo de tus músculos? Este nutriente cumple varias funciones en el organismo, y hoy te revelamos algunas de ellas.

No sobra recordarte que los avances en tu sistema muscular dependen de varios factores. Por tanto para mantener tus músculos fuertes y activos debes modificar tus ejercicios, alimentarte y descansar bien e incorporar a tu nutrición los elementos que no estés obteniendo de la dieta.

¿Cómo obtenemos la vitamina d?

La vitamina D se forma en nuestra piel debido a la irradiación de los rayos ultravioletas del sol sobre una sustancia común en las células epiteliales. Esta vitamina es la encargada de varios mecanismos relacionados con la absorción de calcio en el intestino y los riñones, y además tiene que ver con la deposición y reabsorción de calcio en los huesos.

A su vez el calcio es una molécula mediadora en un alto número de procesos celulares. De ahí la importancia de la vitamina D en el funcionamiento de los sistemas muscular, óseo, inmunológico y nervioso.

Advertisement

Vitamina D para los músculos

El calcio es quien posibilita la contracción muscular. Por eso la vitamina D mejora la actividad de los músculos. Incluso se afirma que contrarresta los dolores musculares y aumenta su potencia durante el entrenamiento físico.

Sin embargo, no todas las formas de esta vitamina cumplen esas funciones porque necesitan activarse mediante distintos procesos y regulaciones hormonales. Así que en nuestro cuerpo circulan tanto formas activas como inactivas, en dependencia de nuestros requerimientos.

Masa magra y grasa corporal

Como señala un estudio reciente, la masa magra y el porciento de grasa corporal parecen estar asociados también a esta vitamina. En esa investigación los autores determinaron que la cantidad de vitamina D activa en sangre es mayor en personas con más masa magra, y que la proporción de vitamina D inactiva es más elevada en los que tienen más grasa corporal.

Sistema óseo fuerte

Al ser un regulador del calcio en nuestro cuerpo, la vitamina D es imperativa para mantener los huesos y dientes fuertes y saludables. Asimismo evita todo tipo de heridas y quiebres en el sistema óseo.

Advertisement

Sistema inmune

También interviene en la respuesta rápida de nuestros mecanismos de defensa inmunitarios, puesto que favorece la activación y movilización eficaz de sus células. Cuando nuestro sistema inmune está débil o comprometido, la vitamina D es insustituible para repararlo.

Sistema nervioso

¿Y qué decir de su influencia sobre el sistema nervioso? Juega un rol muy importante, pues para que ciertos impulsos nerviosos sean transportados entre las células es super necesario el calcio.

¿Qué sucede cuando falta la vitamina D?

Las carencias vitamínicas siempre conducen a problemas de salud. Particularmente la escasez de vitamina D origina una serie de complicaciones y enfermedades que varían en su grado de severidad, pero que nos afectan considerablemente en cualquiera de sus casos.

La artritis, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer intestinal son de las más implacables. Pero más comunes e igualmente incómodas resultan las fracturas, esguinces y dislocaciones, y los dolores y la debilidad muscular.

Advertisement

¿Cómo puedes eludir la falta de vitamina D?

Con una exposición moderada al sol y la inclusión en tu dieta de alimentos variados y saludables, tienes la posibilidad de perfeccionar tu estilo de vida añadiéndole vitamina D. Si encima haces ejercicios, notarás cambios radicales en el trabajo de tus músculos.