in ,

Tomate azul: color que encierra favores

tomate-azul-color-que-encierra-favores

¿Has visto un tomate azul? ¿No? Imagina comer un rico tomate y encima con un color bonito y diferente. Este vegetal no es solo un alimento, sino también una forma medicinal de los tomates comunes. Quédate para que aprendas todo lo que debes saber sobre el tomate azul.

Los tomates azules no han surgido naturalmente. Son el resultado de combinar genes del tomate rojo con los de las flores de una planta conocida como boca de dragón (Antirrhinum majus).

El color de esas flores es violáceo oscuro, debido a la cantidad de antocianinas con que cuentan. Quizás eso influyera en que el tomate obtenido sea añil, pero solo en su exterior. El interior del vegetal se mantuvo rojo y en este caso con muy pocas semillas.

Fueron objetivos terapéuticos los que motivaron el proceso de transgénesis para lograr el tomate azul. Y como encargados tuvo cientos de científicos, que trabajaron juntos en Norwich, Reino Unido. No son muchos los países en que se encuentra este tomate, pero entre ellos comienzan a destacarse Canadá, Estados Unidos y España.

Advertisement

¿Qué peculiaridades tiene el tomate azul?

tomate-azul-color-que-encierra-favores

Primeramente, su color no cayó del cielo. Tanto los tomates rojos como la flor que originaron al tomate azul tienen gran contenido de pigmentos, antocianinas en mayor medida, que son las responsables de semejante colorido. Así que el tomate azul viene cargadito de esos pigmentos.

Y las antocianinas no son cualquier pigmento. Su principal cualidad es su función antioxidante, que se conserva activa aún después de pasar nuestro tracto digestivo.

¿Y qué favores nos confieren?

  1. Evita padecimientos de la vista

Dado el elevado porcentaje de antocianinas con que cuenta, el tomate azul pudiera emplearse en padecimientos de la vista ocasionados por envejecimiento celular. Específicamente se comprobó la repercusión del extracto de tomate azul en la retina. La petunidina, un tipo de pigmento antociánico, bloqueó la degeneración celular en esa zona del ojo, tal como apuntan científicos japoneses.

Advertisement
  1. Contrarresta dolencias cardíacas

Las dolencias cardíacas también podrían ser contrarrestadas con tomate azul. Las antoncianinas detienen el estrés oxidativo que genera taponamientos vasculares y otros tipos de condiciones que afectan al corazón.

  1. Función antitumoral

Si bien sería una excelente noticia, esta función de los tomates azules todavía no es segura. Ello se debe a que el estudio que respalda la actividad antitumoral fue realizado en ratones enfermos.

Dicho estudio, publicado en Antioxidants, comparó la esperanza de vida de los roedores a partir de alimentaciones diferentes: tomates rojos y azules. El resultado final: vivieron más tiempo los que comieron tomates azules. Y una vez más, el efecto se atribuyó a las antocianinas.

  1. Reducen la inflamación

Varias de las sustancias que intervienen en la inflamación son afectadas por las antocianinas. La explicación está en que los pigmentos antociánicos son idóneos para impedir que se formen algunas de esas sustancias, como el óxido nítrico, o de disminuir sus niveles, como en el caso de las prostaglandinas.

Advertisement
  1. Ayudan a los diabéticos con su dieta

Journal of Food Science divulgó una investigación que abarcaba los favores del tomate azul en este sentido. Particularmente su eficiencia para desacelerar la digestión y por tanto la entrada de glucosa al torrente sanguíneo.

  1. Benefician las funciones del cerebro

Debido a la influencia de la capacidad antioxidante de las antocianinas, los procesos de declive de las células cerebrales también son demorados. De ahí que los tomates azules actúen en beneficio de las funciones del cerebro.

Ahora bien, la coloración no es lo único que distingue a los tomates azules de los rojos. ¿Quieres saber qué tan distintos son?

tomate-azul-color-que-encierra-favores

Advertisement

 

  1. Lo más evidente es su coloración, ocasionada por más de diez tipos de pigmentos antociánicos en el tomate azul y solo uno carotenoide en el rojo. En el primer caso predominan la petunidina, la malvidina y la delfinidina, mientras que en el segundo caso el trabajo es totalmente del licopeno.
  2. No saben ni huelen igual. El tomate rojo es menos carnoso, con menos jugos y más dulce. El tomate azul es todo lo contrario y huele y sabe similar a las ciruelas.
  3. La composición de nutrientes también es distinta. La balanza de nutritiva se inclina al color azul. Esos tomates tienen más vitaminas y minerales que los rojos. Adicionalmente tienen hierro y calcio, y el tomate rojo no.

¿Cómo preparar los tomates azules?

Puedes prepararlos de igual manera que los tomates rojos: en ensaladas, jugos, salsas. Aunque sí es recomendable que no los cocines si quieres mantener lo atractivo del color porque el pigmento cambia con la temperatura.

Así que a preparar platos coloridos, saludables y sabrosos con tomate azul!!!!

Advertisement