in , ,

Propiedades somníferas de una ducha caliente

propiedades-somniferas-de-una-ducha-caliente

¿Sabías que un baño caliente puede ser una excelente terapia para dormir? ¿Ignoras las razones? Pues eres bienvenido(a) a leer este artículo y aprender qué propiedades esconde una ducha caliente.

Aunque el agua caliente es capaz de adormecernos, eso no significa que sea un remedio efectivo contra el desvelo. No obstante, los elíxires somníferos pueden auxiliarse de las condiciones que crea una ducha de agua caliente.

¿Cómo influye la ducha caliente en el sueño?

Recientemente se ha descubierto que la influencia de bañarse con agua caliente sobre nuestro dormitar tiene que ver con la temperatura que promueve en el cuerpo. Específicamente, un grupo de científicos bajo la dirección de Shahab Haghayegh, quien pertenece al Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Texas, comprobaron ese planteamiento.

Esos científicos valoraron los resultados de 5322 trabajos publicados, y señalaron las conclusiones de su investigación en Sleep Medicine Reviews. La explicación fue que ducharse con el agua en un rango de 40 a 42ºC, aproximadamente 1 hora y media antes de acostarse, acelera la llegada del sueño en unos 10 minutos.

Advertisement

propiedades-somniferas-de-una-ducha-caliente

¿Por qué? Varios de los elementos que modulan el sueño son afectados por la estimulación de calor en el cuerpo a través del agua. Entre ellos se destacan el tiempo de sopor, o sea, lo que demoramos para adormecernos, y la eficiencia y calidad del sueño.

¿Qué relación existe ente el calor y el sueño?

Nuestro cuerpo modifica su temperatura de acuerdo a las horas del día, o mejor dicho, a los  ciclos circadianos. De ahí que en el crepúsculo generalmente nuestra temperatura se eleva unos 2 o 3 grados, y una vez que nos dormimos vuelve a bajar.

El descenso es sin embargo un poco más brusco, de entre 3 y 6 grados. Realmente no notamos esos cambios porque en el momento en que finaliza el sueño, es decir, al abrir los ojos en la mañana, ya ha sido restaurado el calor corporal.

Advertisement

Aunque pudiera aparentar un absurdo, el agua caliente de la ducha induce mucho calor en las extremidades y menos calor en la parte interna del cuerpo. En otras palabras: se templa el cuerpo. En ese momento se activa la secreción de melatonina por la glándula pineal y ello despierta el estado de reposo y las ganas de dormir.

propiedades-somniferas-de-una-ducha-caliente

¿Por qué el agua fría no es mejor opción? Porque activa la misma respuesta fisiológica que cualquier circunstancia estresante o agobiante. ¿Te da sueño en esas situaciones? ¡Claro que no! Así que una ducha fría tendrá el efecto completamente opuesto si lo que se busca es la somnolencia.

Ahora bien, existen otros hábitos que pueden ser aprovechados para dormir con calidad:

Advertisement

La Fundación Nacional del Sueño (National Sleep Foundation) afirma que las siguientes medidas originan un sueño de calidad:

  • Dormir todos los días a la misma hora, durante el mismo período de tiempo
  • No acostarse durante el día por más de 20 o 30 minutos, sobre todo si padeces de insomnio
  • Incrementar las tareas físicas
  • Acomodar tu cuarto para que sea agradable y pacífico
  • No tomar bebidas energéticas o estimulantes, como el café
  • Calmarse antes de acostarse, ya sea con masajes, lectura, o música relajante

Ahora, ¡a probar la teoría! Date una ducha caliente y espera el merecido sueño que la acompaña.