in

De desconocidos a amigos en solo segundos: Niño le regala su juguete a otro pequeño que limpiaba ventanas de coches

de-desconocidos-a-amigos-en-solo-segundos-nino-le-regala-su-juguete-a-otro-pequeno-que-limpiaba-ventanas-de-coches

Un gran acto de inocencia y generosidad de un niño para con otro se observó en una vía pública. Como amigos de siempre que acababan de disfrutar la compañía del otro se dijeron adiós.

La pureza y la ingenuidad que caracteriza a los infantes les permite ver la vida sin maldad ni prejuicios. Y aunque muchas veces eso evita que noten la situación en que se desarrollan también hace que no perciban los estereotipos sociales que buscan sin éxito diferenciarlos en clases y por tanto los burlen.

de-desconocidos-a-amigos-en-solo-segundos-nino-le-regala-su-juguete-a-otro-pequeno-que-limpiaba-ventanas-de-coches

Un ejemplo en ese sentido se observó hace poco en una intersección mexicana, involucrando a dos chicos que se conocieron allí. Cuando los automóviles estaban parados esperando que cambiara la luz del semáforo, una familia evidentemente pobre lavaba ventanillas y entre ellos había un niño.

Advertisement

Para la sorpresa del pequeño empleado, en el interior del carro que lavaba había alguien interesado en conectar con él y de edad similar. El chico que esperaba el cambio de luces en la intersección, abrió la ventanilla y lo saludó.

Como el tiempo corría rápido, le prestó un carrito de juguete a su nuevo amigo y vio cómo se separaba un poco para rodarlo por el pavimento. Luego de experimentar la emoción de un juguete nuevo durante fracciones de un minuto, el niño que había interrumpido su labor se acercó a regresarle el carrito.

de-desconocidos-a-amigos-en-solo-segundos-nino-le-regala-su-juguete-a-otro-pequeno-que-limpiaba-ventanas-de-coches

Y su asombro creció aún más porque ahí el chico sentado le puso en sus manos un camión amarillo, apreciablemente de mayor tamaño y muy llamativo, que le iluminó el rostro. Entretenidos uno con el otro, casi no percibieron que se acababa el tiempo juntos y que los carros finalmente empezaban a moverse.

Advertisement

Entonces ocurrió el acto que tantas miradas ha atraído. Ante la urgencia de la partida y la felicidad que veía en su compañerito, el dueño del camioncito de juguete decidió obsequiarlo a su esforzado colega, quien al principio se mostró ligeramente reacio a aceptarlo, pero terminó prevaleciendo su alma de infante y se lo quedó.

de-desconocidos-a-amigos-en-solo-segundos-nino-le-regala-su-juguete-a-otro-pequeno-que-limpiaba-ventanas-de-coches

El obsequio fue como la remuneración del niño, ayudante de sus padres que trataban de conseguir un poco de capital con la limpieza de las ventanillas, según refleja la información obtenida de las imágenes. Las mismas fueron divulgadas por el sitio de Facebook de El Diario de Antho y por ADN40.

Para todos sigue siendo un misterio el lugar y la fecha exacta de este acto, pero son incuestionables los valores que señaló. Los niños se dijeron adiós como si se conocieran de toda la vida, demostrando las virtudes de la infancia.

Advertisement