in ,

Bruce Willis y Demi Moore: el amor más allá del divorcio

El destacado actor Bruce Willis es una de las celebridades más discretas de Hollywood en lo que a su vida personal concierne. Durante toda su carrera artística se le han conocido solo algunas relaciones románticas, y la más debatida de todas terminó transformándose en el lazo afectivo más largo de su vida.

¿Como se conocieron Bruce y Demi Moore?

Bruce Willis es alemán de nacimiento. No obstante, vivió poco tiempo en ese país. Se trasladó a Estados Unidos en 1957, cuando tenía dos años de edad.

Como muchos adolescentes, practicó varios trabajos buscando su afición, hasta que chocó con la actuación. Inicialmente actuar era solo un pasatiempo para Willis, pero las habilidades naturales que tenía fueron evolucionando y la distracción fue ganando relevancia hasta que participó en su primera obra en Broadway en 1977.

Advertisement

“Luz de luna” fue su primer papel principal en la televisión. La serie policíaca estrenada en 1985 ubicó a Willis en el mapa de las posibles estrellas cinematográficas. El paso final que lo lanzó a su estrellato en Hollywood fue “Duro de matar”, cinta con la cual inició una vida profesional colmada de triunfos. Eran los últimos años de la década de los 80.

Cuando se estrenó la película Stakeout, en 1987, fue la primera vez que Bruce coincidió con Demi Moore. La actriz asistió ese día con su amigo y ex pareja Emilio Estevez, aunque con los años el debate de si ya eran “ex” aún continúa.

Bruce al parecer se sintió atraído por Demi desde el principio, ya que esa misma noche le propuso una cita. En palabras del propio Emilio a Demi, Willis no hacía más que mirarla y tratar de acercársele.

La primera cita tuvo un éxito rotundo. Solo cuatro meses después llevaban una relación pública, envidiable por muchos y que además lucía muy prometedora. En 1988, en una de las salidas de la pareja a Las Vegas, Bruce comentó que la posibilidad de boda no era para nada descabellada y se casaron casi inmediatamente.

Advertisement

La velocidad de la relación no auguraba un final feliz, pero de acuerdo con los medios todo iba de maravillas. No llevaban un año juntos y ya eran un matrimonio esperando su primera hija, Rummer. Años más tarde la biografía de Demi “Inside Out” ha mencionado que en aquel momento Bruce sentía algunas molestias con el desarrollo de la carrera de la actriz.

Se prolongan el tiempo y la distancia entre Demi y Bruce

Cuando en 1991 nació Scout, la segunda nena de la relación, se disparaban las actuaciones de Willis y la vida profesional de Demi estaba en un buen lugar. Sin embargo, para Bruce el matrimonio estaba resultando más difícil de lo normal y le planteó a Demi la posibilidad de la separación.

La indiferencia comenzó a desplazar al amor de la relación. Ambos seguían conquistando fama y glorias en el trabajo. Mientras Demi alcanzaba la tapa de Vanity Fair con su fotografía embarazada, e interpretaba “Cuestión de honor” y “Striptease” con críticas y ganancias excelentes, Bruce ingresaba millones con filmes como  “Tiempos violentos”, “El último boy scout” y la segunda parte de “Duro de matar”.

El tiempo se fue extendiendo al igual que la distancia entre Bruce y Demi, y así vino al mundo  Tallulah, la tercera niña, en 1994. Las impresionantes carreras de ambos actores se interponían en sus vidas personales y el poco tiempo que pasaban en familia estaba saturado de roces e inapetencias. Nunca perdieron el vínculo familiar pero ya no eran una pareja amorosa.

Advertisement

Fue entonces que acordaron separarse y en 1998 lo informaron a los espectadores. El divorcio continuó hasta el año 2000, y si bien, ambos estaban afectados emocionalmente, se expusieron más unidos que nunca y no hubo espectáculos publicitarios por parte de ninguno de los dos.

Las relaciones de Bruce Willis después de Demi

La pacífica ruptura influyó en la forma normal en que siguieron con sus vidas, después de más de 10 años unidos. Bruce conoció a otras mujeres y Demi a otros hombres.

Las relaciones oficiales de Bruce Willis fueron con María Bravo y Brooke Burns, y ambas transitaron a igual velocidad que cuando conoció a Demi. María Bravo y Bruce Willis se conocieron en el 2000, en el evento de inauguración de una filial española de Planet Hollywood. Una corta conversación y un almuerzo comenzaron la historia romántica que terminó cerca de un año después, cuando ya incluso vivían en la misma casa.

Advertisement

Luego vino Brooke, a quien Willis se acercó en un concierto de los Rolling Stones en el año 2002. En el 2003 formalizaron el vínculo ante el público. El intercambio de la actriz con las niñas de Willis era frecuente y ante los medios se comportaban como una pareja perfecta. Muchos vislumbraron allí el segundo matrimonio de Bruce, pero no fue así. Apenas nueve meses más tarde se separaron.

Bruce ya no tenía ganas de intentarlo de nuevo en el plano romántico, así que permaneció soltero casi seis años. Contestando a diversas entrevistas expresó su preferencia de seguir solo. De ahí la gran sorpresa y el desconcierto cuando en el 2009 Willis desposó a la modelo Emma Heming.

Tanto lo inesperado de la noticia como la diferencia de edad, porque Bruce tenía 54 años y Emma 31, impactaron en la sociedad. No obstante, a Bruce se le veía muy feliz y lo confirmaba cuando le preguntaban.

De ese matrimonio nacieron otras dos niñas: Evelyn y Mabel. Y afortunadamente para Bruce y Emma, no han existido contratiempos mayores en la relación. Muestra de su amor aun firme y duradero, volvieron a casarse en el 2019.

Advertisement

¿Demi pasó al olvido?

Aunque ya no fueran pareja, Demi nunca dejó de formar parte de la vida de Bruce. La amistad entre ellos siempre fue cercana y su unión emocional innegable.

Bruce ayudó a Demi en cada instante que lo necesitara, por ejemplo cuando tuvo problemas de alcoholismo, aunque la relación amorosa de ella en ese momento fuera con otra persona. Y cada uno participó en las bodas del otro.

Uno de los ejemplos más bonitos de la amistad incondicional entre Bruce Willis y Demi Moore se observó en el 2020, cuando circularon imágenes de ambos pasando juntos la cuarentena por la COVID-19. Después de todo, el divorcio no rompió el lazo afectivo que los unía.

Hoy, tanto Demi como Bruce se regocijan en sus matrimonios, en su amistad y en sus hijas.

Advertisement