in

Adolescente autista pasa al “más destacado” en sus estudios con la ayuda de un teclado

adolescente-autista-pasa-de-ser-discapacitado-intelectualmente-al-mas-destacado-en-sus-estudios-con-la-ayuda-de-un-teclado

Daniel Clark fue víctima de incomprensión y atropello en el colegio al que asistía. A pesar de que alcanzó sus 13 años de edad sin decir una palabra, hoy puede hablar con sus dedos y exhibe sus capacidades intelectuales.

Las edades escolares son de los años que más influyen en la personalidad de un niño, especialmente si la experiencia no es placentera. En esos casos los pequeños se defraudan y tienden a convertirse en adultos con problemas sicológicos. Daniel Clark es un adolescente autista que fue categorizado en su escuela de “severamente discapacitado intelectualmente. No obstante logró probar con creces la falta de quienes le dieron ese diagnóstico.

adolescente-autista-pasa-de-ser-discapacitado-intelectualmente-al-mas-destacado-en-sus-estudios-con-la-ayuda-de-un-teclado

Su historia fue narrada por Leah Rauch Clark, su mamá, en el sitio web Love What Matters. Allí Leah detalló los inconvenientes que tuvo Daniel en su educación a partir de su infancia, y cómo los ha rebasado.

Advertisement

Durante más de 13 años, mi hijo Daniel no tuvo voz. Al tener problemas con el autismo y la apraxia, puede emitir sonidos pero no puede articular palabras claras. Sus habilidades motoras finas son tan limitadas que le resulta imposible escribir. No puede agarrar un bolígrafo o un lápiz con precisión”, describió la madre.

Y adicionalmente comentó: “Hace cuatro años, cuando Daniel tenía 13 años, lo saqué de la escuela. La escuela pública nunca había hecho nada por él, y la escuela secundaria era una pesadilla. Una terapeuta del habla privada que había trabajado con Daniel durante años me dijo que podía leer muchas palabras y me animó a explorar la mecanografía”.

No aparentaba ser una solución fácil, pero había que experimentar. Entonces se hizo evidente para Leah todo el atraso en el aprendizaje de Daniel debido al descuido y desinterés de su antigua escuela en diferenciar los métodos de enseñanza con él. Y así fue que Daniel comenzó a aprender mecanografiando.

Se quedó en casa y todos los días intentábamos, tratamos de usar una cuadrícula, y luego un teclado QWERTY en su iPad, para comunicarnos de manera efectiva. Lo que quisiera, si escribía la palabra, lo conseguía. ¿Oreos? Escriba las cinco letras. ¿Paleta de hielo? Puedes hacerlo. ¿Macarrones? Escríbalo y haré dos cajas” -lo animaba Leah.

Advertisement

Los incentivos funcionaron perfectamente y forzaron a Daniel a manifestar y transmitir sus ideas a su familia. De esta manera evidenció que realmente era listo e ingenioso, lo completamente opuesto a las suposiciones del instituto.

adolescente-autista-pasa-de-ser-discapacitado-intelectualmente-al-mas-destacado-en-sus-estudios-con-la-ayuda-de-un-teclado

El niño que fue etiquetado como severamente discapacitado intelectualmente por nuestro distrito escolar recientemente obtuvo una A en álgebra 2, así como en todas las demás clases que ha tomado en su escuela en línea en Texas Connections Academy”, señaló Leah.

En la actualidad, Daniel Clark pronto culminará la secundaria con un acumulado increíble de excelentes calificaciones y reconocimientos. Algo que consiguió con mucho empeño. “Escribir sigue siendo difícil. Teclea con un solo dedo y requiere una gran concentración. Nada es justo en su vida. Tiene mucho qué decir y las palabras quedan bellamente elaboradas en su cerebro, pero expresarlas es un proceso laborioso”, aclaró su mamá.

Advertisement

Sus familiares orgullosos celebran sus resultados junto a él, felices de que ahora pueden conversar con él aunque sea con un teclado. “Hace 17 años tampoco tenía idea de cuánto lucharía mi hijo, cómo el mundo lo pasaría por alto y subestimaría, cuán extremadamente injusta sería su vida”, refiere Leah.

adolescente-autista-pasa-de-ser-discapacitado-intelectualmente-al-mas-destacado-en-sus-estudios-con-la-ayuda-de-un-teclado

Como recomendación final en sus publicaciones, Leah aboga por que en los establecimientos educacionales se consideren más a los niños discapacitados, entre ellos a los autistas, y se les atienda diferenciadamente según sus requerimientos. En cuanto a Daniel, lo compensa por sus éxitos con cuanto solicita, aunque él sigue prefiriendo las golosinas al horno.

Advertisement