in ,

1 mes y 4 horas de cirugía fueron necesarias para retirar el pegamento del cabello a Tessica Brown

fin-de-la-novela-terrorifica-de-tessica-brown-y-su-cabello-pegado

Para los que no estaban informados, recientemente circuló en las redes la noticia de una mujer que se atomizó el cabello por accidente con Gorilla Glue. La potencia del pegamento implicó que no lo pudiera extraer con ningún tratamiento casero y finalmente una cirugía fue necesaria para su salvación.

El final de la historia

Tessica Brown, originaria de Louisiana, y con 40 años de edad fue la víctima de un adhesivo industrial de Gorilla Glue. Aunque parecía imposible, la mayor parte de su cabellera fue rescatada luego de cuatro intensas horas de intervención quirúrgica.

Si bien el look quedó un poco diferente, porque antes llevaba una cola de caballo, lo importante es que no hubo complicaciones, salvó su pelo y con el tiempo se debe restaurar completamente. Afortunadamente para Brown, el Dr. Michael Obeng de Beverly Hills, Los Ángeles, efectuó la intervención totalmente pro-bono, de acuerdo con las noticias de TMZ.

Advertisement

El cirujano plástico le informó a Tessica que en las observaciones realizadas a su cuero cabelludo durante la cirugía no se apreciaba deterioro directo, aunque sí debía experimentar hipersensibilidad durante algún tiempo. Adicionalmente le recetó esteroides y le orientó evitar las colas de caballo. Ambos tratamientos deben favorecer una pronta recuperación de su cuero cabelludo.

La historia antes del final

Todo comenzó cuando a Tessica se le agotó el spray con que comúnmente se arreglaba el peinado: Got2b Glued. En lugar de utilizar un frasco nuevo de dicho spray para acomodar su pelo tomó accidentalmente uno de Gorilla Glue industrial. Crasa falla!!!

Notó su equivocación cuando ya se había atomizado el peinado. Y ahí comenzó la horrible novela que se ha extendido más de un mes manteniendo en vilo a decenas de espectadores angustiados.

Antes de dar a conocer su problemática, Tessica probó enjuagarse el pegamento del cabello en su propia casa y al ver que no surtía efecto acudió a instalaciones de urgencia. El procedimiento que le recomendaron allí se basaba en remover el adhesivo con acetona y agua esterilizada. Pero el fatídico tratamiento solo empeoró las molestias e incluso generó nuevas dificultades.

Advertisement

Fue entonces cuando Brown recurrió a varias redes sociales para comunicar su descuido y pedir ayuda. Ello le facilitó el respaldo de muchísimas personas que le brindaron consejos y remedios, aunque ninguno funcionó. Incluso recibió ánimos de algunos famosos y del propio personal de la compañía Gorilla Glue.

Como ya sabemos, felizmente la solución vino de la mano y la compasión del Dr. Obeng. Tessica Brown, además de aliviada, se siente agradecida de por vida con él y con todos los que intervinieron en su situación.

Aunque tuvo un final feliz, la novela de terror que ha tenido que vivir irá en su memoria para siempre. ¡No es para menos! Y si una enseñanza ha quedado bien marcada para el futuro, en la conciencia de Tessica Brown y todos los seguidores de su historia, es leer bien las etiquetas antes de usar cualquier producto.

Advertisement